La mística de vivir juntas

Estar siempre unidas por el vínculo de la caridad y de la paciencia mutua es estar como en un paraíso. Hijas mías, hacerlo así, soportar y condescender, es un paraíso en la tierra. (SV , IXb, Conf. 95, mayo 1658, pág. 1030)

Otros artículos

Mes Misionero

Cuando experimentamos la fuerza del amor de Dios, cuando reconocemos su presencia de Padre en nuestra vida personal y comunitaria, no podemos dejar de anunciar

Ver vídeo…