Sor Apolínea Andriveau. El Escapulario de la Pasión.

La Pasión de Cristo es una de las fuentes más beneficiosas que proporciona y facilita una unión más íntima con nuestro Señor y traza un camino seguro hacia la santidad, como nos recuerda la Sagrada Escritura: «Sed santos, como yo soy santo» (Lv 11: 44). Por tanto, la meditación de la Pasión de Jesús ha sido uno de los temas favoritos de San Vicente de Paúl y de muchos otros santos a lo largo de la historia de la Iglesia. Hoy, como Hijas de la Caridad, estamos llamadas a poner en diálogo la Pasión de Jesús con los calvarios de los hombres y mujeres de nuestro tiempo, en las periferias de nuestras ciudades y en los rincones olvidados del mundo. Que el amor de Cristo crucificado nos impulse a ir más allá de la ley del «ama a tu prójimo como a ti mismo», a seguir la ley extrema de Jesús: «Nadie tiene mayor amor que el que da la vida por sus amigos».

Otros artículos

Prepararse para los votos…

Prepararse para los votos es verdaderamente un compromiso… una exigencia… ¡un camino a emprender! Un compromiso: «Según dice la Sagrada Escritura, cuando Dios escoge a

Ver vídeo…

La oración

La Epifanía es la manifestación del Señor a todas las gentes: en efecto, la salvación realizada por Cristo no conoce

Ver vídeo…