Sor Clemencia de OLIVEIRA, Rumbo a los Altares de la Santidad

¡Una Hija de la Caridad brasileña de Ceará se dirige a los altares de la santidad! La Sierva de Dios, Sor Clemencia de Oliveira (Francisca Benícia de Oliveira), conocida simplemente como Sor Clemencia, nació el 23 de agosto de 1896. Procedía de una familia humilde de Redenção, una región montañosa de Ceará. Era la mayor de los 13 hijos de José Joaquim de Oliveira y Francisca Saraiva do Nascimento. Benicinha, como la llamaban cariñosamente sus familiares, desde su juventud alimentó su fe e intimidad con Dios a través de su devoción mariana y eucarística. Huérfana, inesperadamente, a la edad de 18 años, se hizo cargo de su casa y de sus 12 hermanos.

A los 23 años, después de un período de discernimiento, ingresó al postulantado de la Compañía de las Hijas de la Caridad en Fortaleza, capital de Ceará y, solo después de tres meses de postulantado, dada su profunda espiritualidad y sus virtudes de humildad y caridad, fue enviada al seminario en Río de Janeiro.

En obediencia, fue enviada a la Escuela de la Inmaculada Concepción en Fortaleza donde recibió su nombre de manos de la hermana sirviente; a partir de ese momento fue llamada sor Clemencia. Allí se encargó de la lavandería, la costura y la cocina donde, como cocinera, tenía que preparar diariamente la comida para 300 personas. Permaneció en esta misión durante 12 años, durante los cuales contrajo una grave infección renal y pulmonar, así como diabetes.

Colegio La Inmaculada Concepción en Fortaleza Fot. Internet

En 1933, con la intención de descansar, fue enviada a fundar el Patronato en Pacoti – CE. Pero priorizando las necesidades existentes, dejó de lado el cansancio y los dolores y se lanzó al servicio de quienes padecían diversas enfermedades causadas  porel hambre y la falta de higiene. En Pacoti, sin haber realizado ningún curso de enfermería, desplegó su don para curar proporcionando consuelo y aliento cientos de personas que acudían a ella. Sin embargo, pasó poco tiempo en esta misión y, en obediencia a sus superiores, regresó al Colegio de la Inmaculada Concepción en Fortaleza, Ceará.

Baturité

En enero de 1943, sor Clemencia fue enviada a la ciudad de Baturité-CE, a una residencia para atender a los ancianos del pueblo y prestar servicio en una clínica ambulatoria, ya que en ese momento no había ningún hospital en la ciudad. En Baturité, Sor Clemencia desarrolló heroicamente su apostolado: en el cuidado de 700 familias numerosas, atendiendo a cientos de personas cada semana, siendo pionera en la atención domiciliaria de pacientes que no podían llegar a la consulta externa y en su constante solicitud  de limosnas en el mercado de Baturité o en la capital del estado. La fuerza de esta mujer de complexión delgada y salud frágil era realmente impresionante.

Después de 23 años de misión en la ciudad de Baturité y gozando ya de una reputación de santidad, su enfermedad empeoró y tuvieron que amputarle el pie, lo que la llevó a caer en un coma. Sor Clemencia murió el 2 de julio de 1966, en olor de santidad, a la edad de 70 años, con 47 años de vida consagrada a Dios en la Compañía de las Hijas de la Caridad de San Vicente de Paúl. Toda la ciudad la lloró y en su entierro se congregó una multitud de todos los rincones del país que decían con tristeza «La madre de los pobres ha muerto».

El proceso de canonización de sor Clemencia comenzó en abril de 1995 con el entonces arzobispo de Fortaleza, el cardenal Dom Aluísio Lorscheider. El 10 de agosto de 2001 concluyó el proceso diocesano con la presencia del Reverendísimo Dom José Antônio Aparecido T. Marques. Actualmente se está preparando la «Positio super virtutibus» que, una vez aprobada, elevará a Sor Clemencia de Oliveira, Hija de la Caridad, al título de Venerable. Un primer milagro está ya a la espera de ser aprobado para que pueda ser elevada a la condición de beata y un segundo milagro la declare después santa.

Artículos similares

Oriente Medio

La ternura de Dios

Los seis países de la provincia del Oriente Medio tienen sus raíces en la Biblia: «Ciro, rey de Persia [el

Leer más…