Celebración del centenario de la Provincia de Elsovaquia

La celebración del centenario de la Provincia de Eslovaquia, tuvo lugar del 12 al 15 de mayo de 2022 y quedó grabada en el corazón de todas las Hijas de la Caridad de esta Provincia, sobre todo por recibir a Sor Françoise Petit, Superiora General, a Sor Hanna Cybula, Consejera General, y a las Hijas de la Caridad de los países vecinos: Austria, Hungría y Polonia.

Para dar comienzo a estos días festivos, Sor Damiána Poláková, Visitadora de la Provincia, subrayó «la gratitud de las Hermanas al Señor por todo lo que han vivido y han podido hacer para la gloria de Dios y para el bien de los pobres… y la acción de gracias a la Providencia por todas las gracias concedidas constantemente a la Compañía de las Hijas de la Caridad y a nuestra Provincia«.

Después de escuchar el himno del Jubileo, sor Françoise Petit subrayó lo importante que es estar arraigados en nuestros orígenes, en nuestra identidad, sabiendo al mismo tiempo abrir las ventanas de nuestras casas, como habrían hecho hoy San Vicente y Santa Luisa. Esta es nuestra libertad y nuestra responsabilidad.

El Padre Tomaž Mavrič, C.M., Superior General, participó onlínea. Nos animó a ver a Jesucristo en los pobres, a acompañar a nuestros hermanos, a caminar juntos para compartir los acontecimientos de la humanidad.

La solemne Eucaristía fue presidida por el obispo diocesano de Nitra, monseñor Viliam Judák, con el arzobispo de Trnava, monseñor Ján Orosch, y numerosos sacerdotes, diáconos y hermanos de la Congregación de la Misión.

Una de nuestras Hermanas es la autora del libro conmemorativo titulado «En la mano de la Providencia». Sor Françoise cortó solemnemente la cinta que enlazaba el libro, «abriendo así la historia de la Provincia de Eslovaquia» a todos los futuros lectores.

La celebración también fue enriquecida por los jóvenes de J.M.V. y aficionados al teatro de Lokca que prepararon un espectáculo sobre los orígenes de nuestra Provincia.

Durante las vísperas, el Director Provincial, P. Jozef Mrocek, C.M., subrayó que debemos estar agradecidos a Dios porque Él nos ha llamado a servir a los pobres y porque podemos continuar la obra del Espíritu Santo. Oremos fervientemente para que un día se pueda decir de nosotros: ¡he aquí los modelos de fidelidad, de seguimiento, de caridad y de servicio! ¡DEO GRATIAS!

Las Hijas de la Caridad de la Provincia de Eslovaquia

Artículos similares

Bélgica-Francia-Suiza

Un guiño del Señor

Desde el 19 de marzo, a petición de la Prefectura y en colaboración con la Cruz Roja, la ‘Oeuvre du Berceau de Saint Vincent de

Leer más…