Peregrinos con María: en el 190 aniversario del inicio de las apariciones de la Virgen María a santa Catalina Labouré

Con motivo del 190 aniversario de las apariciones de la Santísima Virgen a Santa Catalina Labouré, el Santo Padre bendijo la sagrada efigie de la Virgen María la Medalla Milagrosa el pasado 11 de noviembre en el Vaticano, en presencia del Superior General de la Congregación. de la Misión, el P. Tomaž Mavrič, CM y una pequeña delegación encargada de organizar la Peregrinación de María, que visita las comunidades de Italia.

En la compleja situación que vive el mundo entero debido a la pandemia de Covid-19, en una sociedad marcada por fuertes tensiones en todos los continentes, los hijos espirituales de san Vicente de Paúl inician, con esta peregrinación mariana, un viaje para proclamar el amor misericordioso de Dios.

La noche del 18 al 19 de julio de 1830, la Santísima Virgen se apareció por primera vez a Catalina Labouré, una joven Hija de la Caridad de San Vicente de Paúl, con la que tuvo un largo encuentro. La Santísima Virgen le dijo entonces: Corren muy malos tiempos. La desgracia va a caer sobre Francia, sacudirán al mundo entero infortunios de toda clase. Pero venid al pie de este altar, donde se derramarán gracias sobre todas las personas que las pidan con confianza y fervor… Siempre he velado por vosotros. El 27 de noviembre de 1830, la Santísima Virgen se apareció de nuevo a Catalina Labouré, con un pequeño globo terráqueo (que representaba a la humanidad) en sus manos; Catalina contempló su belleza y aceptó la misión de hacer acuñar una Medalla: ¡la persona que la lleve recibirá grandes gracias!

Los miembros de la Familia Vicenciana, fieles a la Palabra de Dios e inspirados por su carisma plurisecular que los llama a servir a Dios en los pobres, animados por la iniciativa de la Virgen Peregrina, quieren recordar que aún hoy la Santísima Virgen nos invita a acercarnos al pie del altar. La Virgen de la Medalla Milagrosa continúa hoy, después de 190 años, velando por toda la humanidad y viene como peregrina a visitar y encontrarse con las comunidades eclesiales diseminadas por toda Italia, cumpliendo así la promesa de amor contenida en su Mensaje: Yo misma estaré siempre con vosotros… tened confianza… no os desaniméis. María comenzará su peregrinación el martes, 1 de diciembre, y continuará hasta el 22 de noviembre de 2021.

Las múltiples ramas de la Familia Vicenciana, las parroquias y otras realidades eclesiales están invitadas a la promoción y realización de la peregrinación mariana, de tres días de duración, cumpliendo las disposiciones para hacer frente a la emergencia epidemiológica debida a la COVID-19: la celebración de recepción de la estatua de la Virgen María; la celebración eucarística; la celebración de la Misericordia; la catequesis mariana-vicenciana; el encuentro con niños, jóvenes y adultos; la oración vocacional; los cenáculos marianos en las casas de los pobres, de los enfermos (residencias de ancianos, centros de acogida); las iniciativas de apoyo económico a las obras misioneras vicentinas.

Elena Grazini

Oficina de prensa Familia Vicenciana elena@elenagrazini.it

Artículos similares

Cracovia

El Gólgota ucraniano

Las Hijas de la Caridad en zonas de guerra en Ucrania envían un mensaje: Pascua 2022 Una madre sola entierra a su hija debajo del

Leer más…