La Medalla Milagrosa

El 27 de noviembre de 1830, la Santísima Virgen María se apareció a Santa Catalina Labouré, Hija de la Caridad de San Vicente de Paúl. Sor Catalina estaba en el seminario cuando fue honrada con la visita de María. María se dignó manifestarse a sor Catalina y, a través de ella, a toda la Compañía. María parece haber elegido a una Hermana del Seminario para que nadie en la Sociedad pueda sentirse excluido del mensaje que Ella le ha confiado.

Otros artículos

Dones del cielo.

El escapulario verde. En mi opinión, a pesar de las guerras y los diversos horrores que nos amenazan, vivimos en la época más feliz, porque

Ver vídeo…