San  Vicente  de Paúl sigue  vivo  hoy  en todas  partes

San Vicente fue un hombre de carácter firme, convencido, que se atrevió a desafiar tanto a las primeras Damas de la Caridad como a las Hijas de la Caridad y a los Misioneros. (…) Durante  los  últimos  años  de  san  Vicente,  encontramos  en  él  el  modelo  de  una  persona  que  conservó,  hasta  el  final,  el  entusiasmo,  la  juventud  de  corazón,  las  convicciones  fuertes,  el  espíritu  de  rebeldía  ante  la  injusticia.(…) Verdaderamente, san Vicente con toda su bondad y ardor nos muestra el camino. No se pone por delante, sino que nos conduce hacia Cristo y nos empuja a ser coherentes, comprometidas en nombre del Evangelio. (…) La locura a la que nos invita san Vicente es, en efecto, la del exceso de amor en nuestra entrega a Dios. Un exceso que nos impulsa a ir cada vez más hacia los más necesitados. (…) San  Vicente  sigue  vivo  hoy  por  todas  partes, en y a través de los miembros de la Familia Vicenciana. ¡Gracias, san Vicente!

Carta de la Superiora General a las Hijas de la Caridad, 27 de septiembre de 2021.

Otros artículos

Mes Misionero

Cuando experimentamos la fuerza del amor de Dios, cuando reconocemos su presencia de Padre en nuestra vida personal y comunitaria,

Ver vídeo…